Es un parque temático para buceadores, con unos 18 barcos aproximadamente, anclas, colas de avión, cuevas naturales (cueva de la Virgen), pequeñas paredes verticales, etc. Los pecios se han hundido a propósito en un amplio perímetro que ha atraído abundancia de vida y de buceadores por estas latitudes. Todos los barcos hundidos están unidos por cabos que nos facilitan las rutas a los buceadores.

Ningún pecio nos permite incursiones al interior, al ser barcos no muy grandes, y muchos de ellos están prácticamente en su estructura pudiéndose ver la quilla, cuadernas, baos, roda, codaste, …

Es una gran zona de buceo de donde podemos extraer rutas distintas, y por tanto inmersiones con recorridos diferentes. No es posible visitarlo entero en una sola inmersión. Recomendamos hacer al menos tres inmersiones para poderlo visitar en su mayoría. Por supuesto aquí hay inmersiones para todos los niveles.

Reserva tu inmersión aquí   RESERVAR